Archivo de la etiqueta: Día Internacional

Ruanda: Los titulares del odio

 La estación Radio Televisión Libre de las Mil Colinas (RTLM) y la revista Kangura asumieron un rol nefasto en el Genocidio de Ruanda y 22 años después recordamos las consecuencias de los mensajes repletos de violencia que han teñido de sangre la historia del periodismo y la de una nación.

Por Odilia Abreu

Los ecos de la estación de Radio Televisión Libre de las Mil Colinas siguen presentes en la vida de todas aquellas personas que sufrieron- directa o indirectamente- el genocidio de Ruanda. El poder de mensajes repletos de odio étnico incitando a la violencia de Hutus contra Tutsis, fue uno de los factores desencadenantes de los hechos violentos que marcaron días de dolor en el país africano.

La Radio de las Mil Colinas inició sus emisiones en el año 1993, financiada por empresarios de origen hutu, ministros y familiares del entonces presidente Juvénal Habyarimana. Desde el inicio de sus emisiones, los programas dejaban antever su posición en contra de las negociaciones de paz con el Frente Patriótico Ruandés y los contenidos de tinte racial hacia los Tutsis se reflejaban en los llamados a una guerra para su exterminio.

El inicio de una masacre en el país de las Mil Colinas

Tras el derribo del avión del presidente Juvénal Habyarimana que volvía al país junto al presidente de Burundi, Cyprien Ntaryamira, tras firmar los acuerdos de paz de Arusha, la Radio Mil Colinas hizo un llamado a la acción a través de sus micrófonos. La estación incitó a la población de origen hutu para que saliera a la calle con la misión de aplastar a las “cucarachas”- Tutsis- y para ello difundió información específica que consistía en una lista de nombres juntamente con la localización de las personas a abatir. Durante el transcurso de la matanza de tutsis, la ciudad de Kigali se convirtió en un cementerio. Una de las consignas emitidas por la estación era que las tumbas aún no estaban llenas, alentando de esta forma a los radioyentes a hacer uso de machetes para matar a sus propios vecinos, por el mero hecho de ser Tutsis.

Anteriormente en 1990, la revista Kangura empezó a publicar artículos y viñetas con contenidos “anti- Tutsi”. En las páginas de Kangura fueron publicados los “Diez Mandamientos del Hutu” cuyo contenido enfatizaba que era fundamental dejar de tener piedad con los Tutsis.

No podemos afirmar que los medios de comunicación en cuestión fueron la causa del genocidio pero 22 años después ha quedado demostrado que sus mensajes han contribuido para desencadenar una ola de violencia y muerte que durante cuatro meses dejó una cifra de muertes que oscila entre 800 mil a un millón de personas, miles de mujeres violadas, pueblos destruidos y un país manchado de sangre.

Ferdinand Nahimana (antiguo director de RTLM) y Jean-Bosco Barayagwiza (ex consejero del Ministerio ruandés de Asuntos Exteriores y fundador de RTLM), fueron juzgados en el año 2003 por un tribunal de Tanzania, por cargos de genocidio, incitación al genocidio y crímenes de lesa humanidad. Ambos fueron considerados culpables. Nahimana fue condenado a cadena perpetua y Barayagwiza a 35 años de prisión. Valerie Bemeriki, una de las periodistas de la estación, cumple pena de prisión por acusaciones de genocidio e incitación a la violencia. Hassan Ngeze (antiguo redactor jefe la revista Kangura) fue condenado a cadena perpetua.

El director de teatro Milo Rau, de nacionalidad suiza, ha puesto en escena la obra de teatro “Hate Radio” que reconstruye la estación de RTLM y sus transmisiones. La obra de teatro nació en el marco de la compañía de cine y teatro Instituto Internacional del Crimen Político, fundada por Rau, en el año 2007.

Imagen Obra de Teatro
Imagen Obra de Teatro de Milo Rau

 

La imagen collage destacada del artículo se ha realizado con imágenes de: 
Genocide_Archive_Rwanda
Wikipedia
Librerantes