CECODHU pide a la comunidad internacional condenar la deportación de la activista Eva Anadón

Eva Anadón, activista por los derechos de las mujeres y niñas, integrante de la ONG mozambiqueña Fórum Mulher y de la Marcha Mundial de las Mujeres, ha sido deportada de Mozambique, en el día de ayer.

El arresto al que fue sometida durante siete horas y la deportación por parte de las autoridades del país africano han sido consecuencia de su participación, el pasado 18 de marzo, en una acción de protesta en contra de la violencia sexual que sufren las niñas en el entorno escolar, en la que estaba prevista la representación de una obra de teatro y la lectura de un comunicado de prensa. La actividad había sido organizada en respuesta a la decisión del Ministerio de Educación de obligar a las niñas a asistir a la escuela con faldas largas- a la altura de los tobillos- como forma de reducir las violaciones y el acoso sexual del que son víctimas en los centros educativos de Mozambique.

La orden de expulsión ha sido firmada por el ministro del Interior de Mozambique, Jaime Basilio Monteiro.

Ante este hecho que constituye un claro obstáculo a las libertades de expresión y manifestación, el Centro de Educación y Comunicación para los Derechos Humanos (CECODHU):

  • Considera fundamental que el gobierno mozambiqueño respete la libertad de expresión y manifestación y tome en consideración los reclamos de los distintos sectores de la sociedad civil mozambiqueña e internacional, relativamente a la protección y defensa de los derechos de las mujeres y de las niñas.

  • Pedimos a la comunidad internacional que exprese su preocupación frente al arresto y la deportación de la activista por los derechos de las mujeres y de las niñas, Eva Anadón.

  • Hacemos un llamado a las autoridades mozambiqueñas para que garanticen el libre ejercicio de las libertades de expresión y manifestación y se abstengan de criminalizar a las personas manifestantes.

  • Finalmente, les pedimos actuar a fin de que los cargos en contra de las personas judicializadas, a causa de la acción de protesta en contra de la violencia sexual que sufren las niñas en el entorno escolar -el pasado día 18 de marzo- sean levantados.